Pregunta para exito

Si quieres conocer cuál es la pregunta que más te puede ayudar a conseguir el Éxito, te invito a que leas este artículo. Te aseguro que puede cambiar mucho tu vida.

Muy buenas, te voy a comentar primero cual es esa pregunta que puede hacer que cambie tu vida y tu forma de entender todo aquello que te sucede. Y después te voy a comentar cuál es su secreto.

La gran pregunta es: ¿Para qué?

Sí, es posible que no te haya parecido nada especial ni mágico, pero déjame explicarte.

Uno de los mejores hábitos que puedes desarrollar si quieres crecer personalmente es el de mantener tu dialogo interior.

Es ese dialogo que tienes contigo mismo y en el que analizas todas aquellas cosas que te suceden, cómo te hacen sentir, qué es lo que realmente deseas, qué puedes cambiar para mejorar, etc.

Es un hábito muy importante y que te traerá muy buenos resultados, así que espero que lo practiques a menudo de forma consciente.

Bueno, pues si analizas tu dialogo interior, ese que tienes contigo mismo, y piensas en la pregunta que más sueles hacerte, seguramente esa pregunta será “¿por qué?”

¿Por qué me he comportado así?

¿Por qué he tomado esta decisión?

¿Por qué me propongo este objetivo?

Y así, muchos más “¿Por qué?”

Y está bien, y seguramente te ayudará a entender ciertas cosas.

Yo te animo a que, además de que te preguntes los ¿por qué?, te preguntes …. ¿para qué?

Aunque de partida te puedan parecer preguntas “parecidas” hay una importante diferencia.

Y ¿cuál es esa diferencia entre una y otra pregunta?

pregunta que te ayuda al exito

Cuando respondemos a la pregunta “¿Por qué…?”, nos vamos al pasado, a buscar las causas que justifican aquello que queremos entender.

Y eso, en determinadas circunstancias es muy eficaz porque nos aporta información.

Sin embargo, cuando nos preguntamos “¿Para qué …?” estamos indagando en las motivaciones que nos llevan hacia aquello sobre lo que nos preguntamos.

Estamos mirando hacia el futuro.

Estamos trabajando hacia lo que queremos alcanzar más que desde lo que ya tenemos o desde las causas que nos han traído a esta situación.

Fíjate en la diferencia:

¿Por qué me comporto así?… Porque es como siempre lo he hecho, porque me siento de este modo, porque es como me enseñaron, porque es como se hacen las cosas aquí, porque…

¿Para qué me comporto así?… Para conseguir estas cosas, para poder aportar esto otro, para sentirme de esta forma, para aprender esas cosas, para disfrutar de todo esto, para crecer en todo aquello, para …

Como ves, El “¿por qué?” te da la causa, el “¿para qué?” te da la motivación.

El “¿por qué?” te da el entendimiento, el “¿para qué?” te da la fuerza y la pasión.

Imagínate el poder de enfrentarte al cambio que puede generarte esta pregunta en cuestiones que puedan resultar trascendentes para ti y para tu futuro.

Si de verdad quieres avanzar, ir hacia el futuro, y crecer y desarrollarte en cualquier ámbito de tu vida, pregúntate los “¿Para qué?”.

Esto te generará una reflexión consciente sobre tus motivaciones sobre ese tema. Incluso motivaciones que permanecen en nuestro inconsciente, con los “¿para qués?” comienzan entonces a aflorar y todo empieza a tener más sentido.

Y tus resultados también serán distintos.

Además, otro gran poder del “¿Para qué?” es que, al hacerte plantearte la intención de tus pensamientos y de tus comportamientos, descubres que muchos de ellos los has “heredado” o absorbido de otras personas cercanas y de tu entorno, que realmente no tienen mucho sentido para ti y que te hacen comportarte, por inercia, de una manera ineficaz para tus objetivos.

Y ahora, siendo consciente de que esos pensamientos y comportamientos heredados no te aportan nada positivo, es más sencillo cambiarlos por otros que si te ayuden a conseguir tus metas y objetivos.

Es decir, con la pregunta “¿para qué?” vas a encontrar las verdaderas motivaciones de todo aquello que piensas, que haces y que quieres alcanzar y además descubrirás pensamientos y comportamientos que te puedan estar limitando en tu camino a conseguir el Éxito y los resultados que deseas.

Te sugiero ahora que cambies las tres preguntas de ejemplo que te hacía al principio y te preguntes ahora:

¿Para qué me he comportado así?

¿Para qué he tomado esta decisión?

¿Para qué me propongo este objetivo?

Has notado como cambia.

Te invito a que, a partir de ahora, te preguntes siempre los “¿para qué?” de todo. De tu misión en la vida, de tus valores, de tus creencias, de tus comportamientos.

Verás cómo mejora tu autoconocimiento y la forma de entenderte a ti mismo.

Y ese es el primer paso del camino hacia tu éxito.

Te animo a que me cuentes en los comentarios si ya has empezado a preguntarte tus “¿para qué?” y a que compartas este post en tus redes sociales favoritas.

Ya sabes que si buscas conocimientos, herramientas y técnicas para conseguirlo, puedes  suscribirte a nuestro canal de Youtube y descargarte el MiniCurso GRATUITO “Cómo Tomar Mejores Decisiones”

Ahora te dejo el enlace al artículo en formato vídeo:

Vídeo: La pregunta para el Éxito.

 

Nada más, nos vemos pronto y recuerda:

Hoy puedes estar un paso más cerca del éxito, hoy puedes ser un poco más feliz.

Otros artículos que te van a interesar

Sobre Andrés López

Mi nombre es Andrés López, fundador de Inteligencia para el Éxito™, y soy Coach y Formador especialista en Inteligencia Emocional. Trabajo también como Consultor y Mentor de emprendedores, profesionales y empresarios para ayudarles a conseguir los resultados que desean, tanto en el ámbito personal como en sus proyectos profesionales.